“Tips sobre el maridaje con monastrell”

La variedad más veraniega  de la viticultura española: la Monastrell. A esta variedad le encanta el sol y necesita un clima cálido para madurar correctamente, por eso en la zona donde más se extiende es en la de Levante. Desde Valencia hasta Murcia reina la también conocida como Morrastrell, y es la variedad más arraigada y cultivada en las Denominaciones de Origen levantinas como Bullas, Yecla, Jumilla y Alicante entre otras.

Pero hay una gran diferencia entre los vinos de Monastrell dela Comunidad Valenciana y los de Murcia, siendo los de esta última mucho más alcohólicos debido a la falta de lluvia.

Generalizando, los vinos de Monastrell jóvenes son potentes y  rústicos con mucha fruta y notas de pimienta, pero con la crianza en barrica se van suavizando y se obtienen unos vinos mucho más suaves, con notas dulces, más especias y pastelería.

Pero para maridar la monastrell vamos a distinguir entre dos tipos de vino: los tintos y los tintos dulces ya que los matices y caracteríscas varían mucho.

¿Con qué platos podemos maridar un vino tinto de Monastrell?

No podíamos empezar por otro plato, típico de la gastronomía de levante, más en concreto de la Albufera: La Anguila, conocido con el nombre de All i Pebre, plato elaborado con anguilas, patatas, ajo, aceite y pimentón. Un auténtico regalo para el paladar si lo acompañamos de un vino de monastrell

Pescado: en general no acompaña muy bien a los pescados, pero nos encontramos con otra especie rara y no muy consumida: la Lamprea. Cocinada a la bordelesa, a la cazuela o en empanada un maridaje que deberían probar.

Carnes: ideal para carnes rojas a la plancha, estofados, conejo frito, cordero y caza menor. También encaja a la perfección con algo de casquería, sobre todo si son texturas gelatinosas como los morros o manitas de cerdo.

Quesos: sobre todo quesos poco curados y de leche de oveja.

Además; armoniza muy bien con otros platos típicos de nuestra gastronomía como el Cocido madrileño, el Gazpacho manchego y las Gachas. Arroces de carne y de verduras, pastas, legumbres y setas.

¿Con qué platos podemos maridar un vino tinto dulce de Monastrell?

Normalmente a estos vinos se les ha encajado como vinos de aperitivo o de postre, pero son mucho más versátiles que esto. Estos vinos destacan por sus aromas a pasas, higos secos, ciruelas, cáscara de naranja y chocolate negro.

Por ejemplo son perfectos para combinar con platos agridulces, como los que encontramos en la cocina asiática, guisos de carne y pescados, con los que armonizará por contraste.

Otros platos con los que podemos disfrutar de estos vinos son los quesos, bien sean cremosos, azules o curados. Con el foiei, otro clásico. Y con un plato regional como es el pastel murciano.

Y si hablamos de los postres, es perfecto para tomar con pasteles de crema o de frutas, postres de hojaldre y  frutos secos.

 

Fuente: vanitatis.elconfidencial.com/ Gonzalo Parra

Foto: Recetas de Noelia

Juanjo Tarud

Wine Guru, actualmente trabaja en Dehesa del Carrizal D.O.P. (España)