“¿Cuanto es el consumo saludable de alcohol?”

¿Cuántas copas de vino puede beber una persona sin que le haga daño? Esta pregunta estrella me la hacen con frecuencia amigos, alumnos, clientes, consumidores, etc.. Acá les va una explicación en detalle de la situación.

Unidades básicas estándar de alcohol (UBE)

¿Cómo podemos medir de forma simplificada la cantidad de alcohol que consumimos con cada bebida? La unidad básica estándar  de alcohol (UBE) es una forma de medir los gramos de alcohol consumidos por cada tipo de bebida con el fin de simplificar el cálculo de consumo de alcohol y detectar a consumidores con un patrón de consumo de mayor riesgo para su salud. Una UBE corresponde a 10 gr de alcohol puro. Para calcular debemos usar la siguiente fórmula (1).

Gramos de alcohol = cc de bebida x graduación x 0,8 / 100.

Los alcoholes fermentados tienen una graduación menor.  La cerveza entre 4-6º (algunas más), la sidra 5º y el vino entre 10-13º. Los destilados (Ginebra,Vodka, Whisky, Tequila, Ron…) oscilan entre 30-50º. Para simplificar 1 UBE corresponde a una caña de cerveza, un vaso pequeño o copa de vino o a un carajillo, mientras que un cubata o combinado y una copa de whisky equivale a 2 UBE cada una.

Además 1 litro de cerveza corresponderían a 5 UBE, 1 litro de vino a 10 UBE y 1 litro de alcohol destilado a 40 UBE

¿Cuál es el consumo de riesgo de alcohol?

La OMS considera el Consumo de alcohol de bajo riesgo (que no beneficioso) de esta manera (2):

  • Para hombres: hasta 28 UBE a la semana y máximo 4 UBE al día
  • Para mujeres: hasta 17 UBE a la semana y máximo 2 UBE al día
  • Se aconseja no sobrepasar las 17 UBE en hombres y 11 UBE en mujeres a la semana (3)

No sólo cuenta el consumo semanal, si no también el diario, ya que si excedemos el límite de consumo diario hay mucho más riesgo de efectos perjudiciales distintos órganos como el hígado o el cerebro, aumento de la tensión, riesgo de infarto agudo de miocardio e ICTUS etc etc. No vale consumir el fin de semana 10 UBEs (10 cervezas o 5 cubatas) y el resto de la semana no tomar nada para compensar, también es dañino este patrón de consumo puntual o de fin de semana.

  • Por encima de estas cantidades se considera Consumo de alcohol de alto riesgo
  • El Consumo Intensivo de Alcohol, es el consumo en un solo día de 6 ó más UBE en hombres y 5 ó más UBE en mujeres, el cual resulta especialmente tóxico y con riesgo de hepatitis aguda y daños en otros órganos.
  • El Consumo perjudicial es cualquier consumo que ya está afectando a la salud de la persona porque presenta:
    • Temblor de manos al día siguiente de consumir
    • Hígado aumentado tamaño
    • Olor a alcohol en el aliento
    • Afectación del Estado de ánimo ( depresivos , ansiosos u otros)
    • Aumento de transaminasas (ALT / AST , GGT, FA
    • Aumento de VCM ó colesterol y/o triglicéridos o ácido úrico
    • Disminución de vitamina B1, B6 ó B12
    • Dependencia al consumo de alcohol

Además hay que tener en cuenta que cualquier consumo de alcohol se considera de alto riesgo en mujeres embarazadasmenores de 18 años, pacientes que consumen medicamentos que interfieren con alcohol o que sean tóxicos para el hígado (por ejemplo el paracetamol o los antiinflamatorios) y con problemas hepáticos (hepatitis, cirrosis, pancreatitis…), conductores o usuarios de maquinarias peligrosas y personas con antecedentes familiares o personales de alcoholismo.

Especialmente recalco lo de los menores de 18 años ya que el consumo de alcohol que se hace en esas edades suele ser generalmente de borrachera de fin de semana, cubatas y chupitos, que ya de por si es tóxica y perjudicial, y al que se suma el efecto sobre el normal desarrollo aun inacabado de la mayoría de los órganos, especialmente sistema nervioso y de la personalidad.

¿Por qué las mujeres pueden beber menos alcohol que los hombres? No se trata de una recomendación de un grupo de expertos machistas, si no de factores metabólicos y genéticos que hacen que la mujer metabolice más lentamente el alcohol favoreciendo el efectos tóxico del mismo. Muchos diréis, “pues yo tengo una amiga que no se emborracha ni a tiros” y es verdad, el consumo continuado de alcohol favorece la tolerancia a la borrachera, pero los efectos negativos siguen siendo los mismos ya que dependen de la dosis y no de la capacidad de emborracharte.

Fuente: drlopezheras.com

Juanjo Tarud

Wine Guru, actualmente trabaja en Dehesa del Carrizal D.O.P. (España)